• Terapias Bioenergéticas

    Terapias Bioenergéticas

    La bioenergética equilibra el cuerpo con la mente, ayudando a resolver los problemas emocionales, y a comprender mejor su potencial para el placer y el gozo de vivir. Una tesis fundamental de la bioenergética es que cuerpo y mente son funcionalmente idénticos: es decir, lo que sucede en la mente refleja lo que está sucediendo en el cuerpo, y viceversa.

    Como todos sabemos, mente y cuerpo pueden influenciarse uno al otro. El modo en que uno piensa puede afectar el modo en que uno siente. Lo contrario es igualmente cierto. Esta interacción, sin embargo, está limitada a los aspectos conscientes o superficiales de la personalidad. A un nivel más profundo, es decir, a nivel inconsciente, tanto pensamiento como sentimiento están condicionados por factores energéticos.
    Así, es casi imposible para una persona deprimida sobreponerse de su depresión a base de tener pensamientos positivos, esto se debe a que su nivel de energía está deprimido (su respiración esta deprimida junto con las restantes funciones vitales). Cuando su nivel de energía es elevado a través de una respiración profunda y la descarga de sentimientos, la persona sale del estado de depresión.

    Las terapias bioenergéticas nos apoyan en el buen funcionamiento de nuestros sistemas, especialmente en lo que se refiere a las condiciones del tubo digestivo por lo que se aplica la ley física de los fluidos viscosos en donde la electrolisis y las cargas de temperatura influyen de manera directa. La temperatura interna del tubo digestivo puede alcanzar hasta 55 ºC, lo que provoca una destrucción masiva de proteínas llevándonos a una acidez provocando así disfunciones importantes en nuestros sistemas y enfermedades tales como la diabetes, hiperlipidemias, insuficiencia renal, trastornos hormonales entre otras. Por medio de terapias bioenergéticas con elementos de uso cotidiano podemos lograr corregir y mantener a un paciente en prevalencia de salud tales como:

    1. Fricciones de agua fría
    2. Colónicos, enemas o lavativas
    3. Ingesta de semillas de linaza
    4. Estimulación medular
    5. Cataplasma de barro
    6. Depuración de sangre
    7. Lavado de piernas o tonificador sanguíneo-linfático
    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

themekiller.com